lunes, 12 de febrero de 2007

El Padre

Curva silueta,
en las espesas sombras acogida,
por los intangibles brazos de un Padre,
inexistente y adorado.
Te acurrucas en ese triste rincón,
albergue de sollozos imperceptibles
y plegarias perdidas en el amor muerto.
¿Por qué sufres?, si por las vetas profundas
que el certero castigo abriera en tu frágil figura,
brota libre, silenciosa y tranquila, tu vida,
lejos del infierno, lejos de la horrorosa negrura.
¿Cuántas veces no has llorado una sonrisa,
cuando ese imponente amor muerto
se acercaba y te regalaba una áspera caricia,
que detenía por breve instante tu respiración?
Pequeña criatura,
que gimes en ese obscuro rincón,
que balbuceas una dulce palabra de amor,
eres triste víctima de la locura infame
del ser que fue tu creador.
Autor: Mauricio Sepúlveda

7 comentarios:

lichazul...elisa dijo...

mauro interesante punto de vista planteado a los cariños abusadores,a veces estan más cerca de lo que uno imagina
pero también es cierto que a los padres hombres no se les educó para ser afectivos y suaves ,quizás en las nuevas generaciones convengamos que hay más pero en las del pasado eran escepciones muy dificiles de contar por la escaces de ellas:)
un abrazo
elisa

lichazul...elisa dijo...

disculpa las faltas ortográficas pero tengo lapsus gramaticales

SADEFENIX dijo...

Mauro, como siempre hermoso tu poema...

Vicky dijo...

Hermoso poema, realmente bello, un placer pasar por tu bello espacio.
Abrazos

lichazul...elisa dijo...

mauro a dónde andas???? ...hace rato que no te veo:)
saludines...un abracito de paz para tí
yop

Kya dijo...

Mi Amado amado:
Repaso tus letras; aquellas que hasta hoy desconocía.

No te es velado la profunda admiración que siento por esa facultad que tienes de expresar tan clara y objetivamente aún las más crudas verdades humanas.

Son realidades a las cuales no podemos cerrarnos; son alarmantes y tristes las estadísticas sobre niños y mujeres abusados y violados;
pero como dice por allí una frase que exactamente no recuerdo:

"No me sorprendo por las acciones malas de la gente mala; me sorprendo por la indiferencia que ante esos actos malos tiene la gente buena."

Malos no sería la palabra en este caso sino "desvariados", "desvirtuados", "desordenados"... en últimas, "trastornos de tipo psicológicos" que como tal necesitan ser tratados tanto por la víctima como por el victimario.

Pero como te escribí por alli en una de tus casas: "No hay nada que el amor no venza" ¿cierto?

Besos grandes y abrazos fuertes
desde la cálida y alegre Barranquilla de mi Colombia bella.

Kya dijo...

PD:
Kya, toda la pasión de Colombia en mi.