jueves, 1 de febrero de 2007

Dulce Pandora

Y a vosotros, que os dáis de poetas
que mutiláis versos letra a letra,
con elegancia y gracia pirquinera
¡cejad ya que no hay tal veta
sólo piedras y el resto, quimera!

No podéis ofrendar con vinagre
a una belleza nutrida de Ambrosía
a Ella sólo sirve alumbrarle
con el primer destello del día.

Palabras en verso o prosa
deben servir a la Poesía
a esa mujer tan hermosa
que da sentido a mi hombría
como el color a la mariposa
como el pecado al alma impía.

Abrid ya esa caja de inspiraciones
oh bella y dulce Pandora
prisión de alegrías, tribulaciones,
esencia y génesis del hombre
que desde siempre ya te adora.

Abridla ya que es hora
madre de todas las emociones
fuente de luz y sombra
sonido en todas las canciones.
Autor: Mauricio Sepúlveda

2 comentarios:

Sandra dijo...

Felicitaciones...me encantó tu nuevo poema, hombre apasionado, que le escribes a la mujer, aquella que te fascina, despierta tus mas reconditos deseos, aquella que esta llena de sorpresas y que anhelas llegue a tu vida...

lichazul...elisa dijo...

mauro tu poética está bien buena...FELICITACIONES!!!!

quizá mañana pase a echar otro ojito:-)

bendiciones para ti amigo
elisa