miércoles, 3 de enero de 2007

La Partida

Oscuro mar
que de penumbras
mi Alma llenas,
me robas y me llevas
en la suave melodía
que tus manos espumosas
tocan en pausada letanía.
Miro en la distancia de la noche
tus ojos llorosos que parpadean
como luces colgadas
en la oscuridad del horizonte.
¿Por qué me dejas ir
si quiero pasar contigo otra noche?
Siento cómo el frío
de la madrugada
aprieta este corazón mío
haciéndolo llorar
por la partida obligada.
Serena, tus ojos ya se apagan
¿Por qué me dejas ir...
si yo sin ti soy nada?

Autor: Mauricio Sepúlveda (Coquimbo, 17 dic de 2002)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso poema...tristes las partidas...Sade.

Kya dijo...

¿Por qué te vas si deseas
más tiempo acompañarla?
¿Qué te impide estar con ella
si ese corazón tuyo la anhela?
¿Acaso los compromisos adquiridos?
¿Tal vez es un amor prohibido?
¿Acaso aún no se puede transformar
ese amor sufrido por fin en realidad?

¿Por qué al leerte me dibujo en ti?
Kya, toda la pasión de Colombia en mi...